Principios y directrices
para el fomento de proyectos solidarios

El eje del trabajo de Adveniat es la ayuda a los pobres en Latinoamérica y el Caribe. Los proyectos se desarrollan ahí donde la necesidad es mayor y la ayuda es más efectiva: en la base, directamente con la gente, especialmente con los pobres. En esto Adveniat apoya de este modo el trabajo de la Iglesia católica en Latinoamérica y el Caribe.

Adveniat financia, principalmente, proyectos “en las periferias de la sociedad”: el Papa Francisco ha exhortado a la Iglesia, a volverse hacia los pobres más intensamente que hasta ahora, e ir hacia las “periferias existenciales” donde predominan el dolor y la injusticia.

Adveniat trabaja sobre la base del principio de la contraparte. Los proyectos no son desarrollados por la institución benéfica en Alemania, sino que Adveniat responde a las solicitudes de la contraparte eclesial en Latinoamérica y el Caribe. La contraparte local sabe mejor donde está la necesidad más grande. Ella realiza siempre un aporte propio para la realización de los proyectos. Nadie es tan pobre que no pueda dar algo.

Adveniat ha desarrollado junto con las contrapartes principios y pautas claros para la financiación de los proyectos, que garantizan la orientación a las bases y a los pobres, pero también la profesionalidad y la transparencia. Puesto que los proyectos que se apoyan provienen de las bases, el aporte financiero promedio es comparativamente pequeño. Adveniat no construye faros, sino que lleva luces pequeñas, pero claras a las personas en Latinoamérica y el Caribe.

Todos los proyectos promovidos tienen como orientación fundamental la de realizar un apoyo eficaz para el desarrollo las propias capacidades de las personas en Latinoamérica y el Caribe. 

PDF: Pricipios y directrices