8 de agosto de 2022, 12.00 p.m.
Comunicado para la prensa (traducido del original en alemán)

Oficina de Coordinación Fidei Donum
La Conferencia Episcopal Alemana y Adveniat presentan una investigación sobre abusos sexuales

La Conferencia Episcopal Alemana y la Acción Episcopal Adveniat han publicado hoy (8 de agosto de 2022) una investigación independiente sobre los archivos de la Oficina de Coordinación Fidei Donum (PDF; alemán). Esta investigación, revela que el antiguo jefe de la oficina de coordinación y posterior obispo de Santo Domingo en Ecuador (nombre actual de la Diócesis), Emil Stehle, ayudó a sacerdotes procesados en Alemania por violencia sexual a eludir de las autoridades fiscales. A Stehle  también se le acusa de haber cometido abusos sexuales.

Padre Dr. Martin Maier SJ: "Estamos profundamente conmocionados por el sufrimiento infligido a las víctimas de abuso de violencia sexual y el abuso de poder, y les pedimos disculpas."  Foto: Flickr (CC0 1.0) Ignacio Suarez

La investigación realizada por la abogada y mediadora Dra. Bettina Janssen también incluyó transcripciones de conversaciones con empleados actuales y antiguos de Adveniat, así como informes de ocho mujeres afectadas que se habían presentado desde la publicación del Estudio de Abusos de Hildesheim el 14 de septiembre de 2021. Inmediatamente después de la publicación de este estudio, Adveniat y la Conferencia Episcopal Alemana acordaron una investigación independiente, profesional y sistemática de los archivos de Fidei Donum en busca de indicios de abusos sexuales por parte de sacerdotes de Fidei Donum. El mandante es la Conferencia Episcopal Alemana.

El informe enumera un total de dieciséis denuncias e indicios de abusos sexuales contra Emil Stehle, nacido en la Arquidiócesis de Friburgo. Los actos descritos abarcaron su etapa como sacerdote en Bogotá (Colombia), como jefe de la oficina de coordinación y director general de Adveniat en Essen, y posteriormente como Obispo Auxiliar de Quito o como Obispo de Santo Domingo en Ecuador. 
"Según los resultados de la investigación del expediente, es posible que haya habido más agresiones sexuales por parte de Stehle. También es muy posible que Stehle ayudara a otros sacerdotes de América Latina a encubrirse, pero esto no se documentó en los archivos porque era demasiado comprometedor ", según la Dra. Bettina Janssen. "Deben realizarse esfuerzos sensibles -junto con las diócesis latinoamericanas responsables- para llegar a las posibles personas afectadas. Para obtener una imagen más completa, también habría que investigar más a fondo hasta qué punto los abusos de Stehle eran conocidos por las autoridades eclesiásticas responsables y qué consecuencias se tomaron contra ellos." Los documentos presentados para la investigación apenas contenían indicaciones al respecto. Independientemente de esto, dijo la abogada, habría que estudiar si se puede estructurar más y dar fuerza vinculante a la "mediación" y al acompañamiento de sacerdotes y otras personas, a través de la oficina de coordinación de Fidei Donum para América Latina.

En los años 70, Emil Stehle ayudó a tres sacerdotes a eludir los procesos penales pendientes en Alemania. En dos casos, los sacerdotes eran buscados por delitos sexuales contra menores; en un caso, no se pudieron encontrar los cargos en los expedientes. Mediante la codificación de nombres, las direcciones encubiertas y la pensión alimenticia, Stehle se aseguró de que pudieran permanecer encubiertos en América Latina. 

"Esta investigación arroja luz sobre la injusticia", explica el actual responsable de la oficina de coordinación de Fidei Donum, el padre Dr. Martin Maier SJ, que también es el director de la Acción Episcopal Adveniat. "Estamos profundamente conmocionados por el sufrimiento infligido a las víctimas de abuso de violencia sexual y el abuso de poder, y les pedimos disculpas. Emil Stehle, como jefe de la oficina de coordinación, se ha convertido en autor del abuso sexual y abuso de poder, así como en cómplice de los autores buscados. Durante demasiado tiempo sus tropelías permanecieron en la oscuridad, y sólo los informes de los afectados han permitido llegar a un acuerdo." El padre Maier subraya: "Estamos agradecidos de que se haya llevado a cabo esta investigación. Es parte de la verdad que, como Iglesia en Alemania y en todo el mundo, tenemos que afrontar. Se lo debemos a las víctimas de abuso sexual, así como a quiénes apoyan nuestro trabajo. Adveniat, adopta la posición de cero tolerancia frente al delito de abuso sexual y -también con esta investigación sin concesiones- se pone al lado de los afectados en Alemania y en América Latina."

Para la secretaria general de la Conferencia Episcopal Alemana, la doctora Beate Gilles, está claro: "El informe de la investigación no es el final de la historia, sino que tendrá consecuencias que aún deben aclararse. También deja claro que el envío de sacerdotes y, entretanto, también de otro personal pastoral, debe ser objeto de una reflexión crítica en su conjunto." La oficina de coordinación de Fidei Donum ha aportado muchas cosas positivas. Pero el hecho de que el sistema no haya reaccionado adecuadamente a los abusos demuestra que hay que aclarar con más precisión las responsabilidades de la comisión de servicio y del acompañamiento durante la misión en América Latina. "Esto incluye también la prueba de que las personas que van a ser desplegadas no tienen antecedentes de agresiones sexuales y deben demostrar que han recibido la formación obligatoria en materia de prevención. Sólo así podremos estar a la altura de nuestra pretensión de tolerancia cero hacia la violencia sexual y el abuso de poder para el futuro", dijo Gilles. Los resultados de la investigación se remitirán ahora a las oficinas diocesanas responsables, donde se tratarán las denuncias concretas de abusos contra sacerdotes diocesanos.

Información de fondo:
Bajo el nombre de "Fidei Donum" ("Don de la fe") - por la encíclica "Fidei Donum" del Papa Pío XII de 1957 - unos 400 sacerdotes han sido enviados desde sus diócesis de orígen alemanas a diversos paises de América Latina desde los años 60 hasta hoy. En 1971, la Conferencia Episcopal Alemana creó una oficina de coordinación con este fin. Esta oficina, que tiene su sede en Adveniat desde 1973, tiene la importante tarea de acompañar a los sacerdotes durante su servicio en América Latina, si así lo desean los sacerdotes. Por ejemplo, la Oficina de Coordinación organiza reuniones anuales periódicas para el intercambio de ideas y la cohesión social. El jefe de la oficina de coordinación mantiene el contacto con los sacerdotes Fidei Donum a través del correo postal de Navidad y de circulares generales. Sin embargo, las relaciones con los sacerdotes Fidei Donum varían mucho; algunos sacerdotes Fidei Donum, por ejemplo, se han ido sin informar previamente a la Oficina de Coordinación.

Notas:
El informe final de la Dra. Bettina Janssen sobre la investigación de los archivos de la Oficina de Coordinación de Fidei Donum está disponible en alemán como archivo PDF
Este comunicado ha sido enviado simultáneamente por las oficinas de prensa de la Conferencia Episcopal Alemana y de Adveniat.