El perfil de Adveniat

Origen y fundación de Adveniat

Pater Noster "Adveniat regnum tuum"

Para conocer el origen de la Acción Episcopal Adveniat, debemos remitirnos a los años cuarenta y cincuenta. En este tiempo muchas comunidades católicas de Alemania se dirigieron al mundo por el estado miserable en que se encontraba el pueblo alemán, pidiendo ayuda y estos gritos de socorro no quedaron desoídos. Desde muchos países, y entre ellos desde América Latina, llegaron miles de paquetes como resultado de acciones realizadas entre los fieles de las parroquias latinoamericanas. Esta manifestación de ayuda fraterna construyó un primer puente de solidaridad y esperanza entre Latinoamérica y Alemania, el cual ayudó a su vez a impulsar la reconstrucción de este último país.

Fundación en el año 1961

Aproximadamente diez años más tarde, la situación económica alemana se había estabilizado y se encontraba con la fuerza necesaria para responder a la ayuda recibida con algo más que con palabras. En agosto de 1961, el día de la fiesta de Santa Rosa de Lima, patrona de América Latina, se acuerda la fundación de la Acción Episcopal Adveniat. Con el entonces Obispo de Essen, Franz Hengsbach, al frente de la misma, se decide destinar la colecta de las misas de los días de Nochebuena y de Navidad realizada en todas las iglesias católicas de Alemania a las necesidades pastorales en América Latina. Se recogieron más de veintitrés millones de marcos, resultado que superó todas las espectativas. Por ello, lo que en un principio se había acordado únicamente para un año, consiguió renovarse en los años posteriores por decisión de la Conferencia Episcopal Alemana, hasta nuestros días.

Puente de solidaridad

Así se construyó nuevamente entre América Latina y Alemania un segundo puente de solidaridad humana y cristiana, expresión de hermandad común en amor y libertad. Este puente es el que pone de manifiesto la riqueza del diálogo dentro de la Iglesia Universal.