Procedimiento

Desde su nacimiento hasta su conclusión:

  • Cuando el responsable de una parroquia o institución eclesial en América Latina decide enviar a Adveniat una solicitud de ayuda, y ésta llega a manos de Adveniat cumpliendo todos los requisitos necesarios, se puede decir que se ha dado origen a un proyecto.
  • La carta será entregada al responsable del país remitente, el cual la examinará con detenimiento para cerciorarse, como hemos indicado, de que la solicitud cumple todos los requisitos para poder ser registrada. Se tendrá en cuenta, entre otras cosas, la importancia del proyecto, dado que nuestros medios son cada vez más escasos; qué aportación propia pueden ofrecer los solicitantes, etc...
    Normalmente el responsable envia cartas al encargado del proyecto para pedir información adicional acerca del mismo. Una vez que todos los datos importantes se encuentran en sus manos, el responsable escribe un dictamen y una recomendación a favor o en contra del proyecto determinando cuál es la ayuda que a su parecer debería de conceder Adveniat.
  • Sobre la importante base del dictamen elaborado por el responsable, que es el que mejor conoce la situación del lugar, el proyecto pasará a continuación a manos de la Dirección de Adveniat y más tarde a la Comisión Episcopal de Adveniat, que es la que en última instancia toma la decisión sobre la necesidad o no de ayuda para un determinado proyecto.
  • Seguidamente el solicitante recibirá una notificación sobre la decisión tomada por la Comisión Episcopal. En caso de que la ayuda sea rechazada, se explicarán las razones que condujeron a tomar tal determinación. Si es aprobado, se enviará el dinero concedido por la Comisión Episcopal para ese proyecto.
  • Por último el solicitante habrá de confirmar la llegada de la cantidad enviada y en su momento procederá a mandar un informe final sobre el transcurso del proyecto y la conclusión del mismo.

Desarrollo de un proyecto:

Explicación   click aqui